Portada » Blog » Zero Waste por un futuro mejor

Zero Waste por un futuro mejor

Si nuestro post anterior sobre el zero waste te supo a poco y te gustaría saber más sobre este tema, en esta entrada del blog vamos a profundizar más en este asunto. Te explicamos porqué somos zero waste VOOM!

Como ya señalamos en nuestro post de Instagram, el zero waste significa «sin residuos». Es la creencia de que se puede vivir sin generar basura. Aunque hoy en día parezca casi imposible plantearse una vida sin producir residuos, existen multitud de medidas que podemos tomar para reducirlos el máximo posible.

Piensa un momento en todo lo que consumes durante un día y te darás cuenta de la barbaridad de residuos que se generan. Desde los envoltorios de plástico de cada ingrediente hasta los envases de los productos para la higiene personal y los productos para la limpieza. La realidad es que el plástico nos rodea, y si te dejas llevar por el estrés y la locura del día a día, ni te planteas buscar una alternativa.

Por eso, es importante tomarse unos minutos e informarse de cómo podemos reducir la cantidad de basura que generamos cada año. Estos residuos probablemente acabará en vertederos de océanos, en países del tercer mundo o en el espacio.

Si empezamos a tomar conciencia de la importancia de eliminar el plástico de nuestras vidas, observaremos el reciclaje como algo obsoleto.

Si bien el reciclaje tiene sentido con el estilo de vida actual de la mayoría de las personas, el zero waste ofrece un nuevo modelo que tiene todo el sentido del mundo.

Lo llamamos «nuevo» porque aún es desconocido para muchos pero, en realidad, hay personas que llevan décadas practicándolo. Sobre todo en ciertos países donde están más concienciados con el medioambiente. ¿Y qué pinta tiene este nuevo modelo? El zero waste se basa en los siguientes 5 principios:

los 5 principios del zero waste

Consejos Zero Waste VOOM!

Es posible que al principio sientas que estos cambios te abruman. Además, no nos olvidemos de la presión que la sociedad ejerce sobre cada uno de nosotros. Y de la que solo podemos escapar alejándonos de las personas tóxicas y aplicando aquello de «a palabras necias, oídos sordos». Al fin y al cabo, solo depende de ti tener la iniciativa y aportar tu granito de arena para cuidar el planeta. Obviamente, no hace falta que apliques todos los principios desde el inicio. Pero ve mentalizándote con ellos y tenlos presentes a la hora de hacer la compra. También en las actividades que realices en tu tiempo libre, etc. y verás que tus hábitos irán cambiando poco a poco.

Dependiendo de dónde vivas, te será más sencillo comprar en tiendas a granel o adquirir tus productos de agricultores locales. Piensa un momento en la gran cantidad de plásticos que dejarás de usar si empiezas a comprar a granel. En la actualidad, ya se pueden comprar a granel hasta algunos productos para la higiene personal, productos para la limpieza… Todo lo que necesites para la despensa lo puedes adquirir en este tipo de tiendas: legumbres, pastas, harinas, cereales, especias, café, té, etc.

Uno de los ámbitos del zero waste que más cantidad de residuos genera es la comida. ¿Cuántas veces has tirado ingredientes o comida porque se han puesto malos? ¿Y cuántas veces has bajado corriendo a comprar algún ingrediente sin importar si está envasado en plástico porque no has planeado las comidas?

Si quieres unirte al movimiento zero waste es importante que te organices un poco, y que revises tu despensa y planees tus comidas antes de hacer la compra.

Sabiendo esto, no solo podrás aprovechar mejor lo que ya tienes, sino también hacerle un bien al medio ambiente y dejar de tirar dinero a la basura.

Lectura recomendada cero desperdicios

Te aseguro que muchos de los alimentos que acaban en el cubo de la basura se podrían haber aprovechado de otra forma. En la cocina también es importante la creatividad, y te aseguro que se pueden preparar platos deliciosos con las sobras. Si te faltan ideas, mi consejo es que eches un vistazo a algún libro, como Cocina Zero Waste, de Sebastian Simon.

Es un libro muy completo con recetas sorprendentes para evitar que las sobras acaben en la basura. Además, muchas de las recetas son veganas o se pueden adaptar, así que vale la pena que le hagas un huequito en tu estantería.

Si nunca te has planteado darles un segundo uso a las cáscaras de naranja o a los restos de café, si te gustaría aprender a preparar tus propios cubitos de caldo o simplemente preparar básicos como una bebida vegetal o kétchup casero, entonces darás en el clavo con este libro.

Sin duda, aún nos queda mucho por aprender y muchos hábitos por cambiar para lograr adaptarnos a los principios del zero waste, pero nunca es demasiado tarde y ningún gesto es demasiado poco. No te dejes abrumar por su complejidad y empieza con pasos pequeños pero firmes. Y recuerda que ya estás haciéndole un enorme favor al planeta al llevar una alimentación vegana 🙂

Zero waste VOOM! lo aplicamos también en los envíos de nuestros menús, ¿sabes qué envases utilizamos? Echa un vistazo AQUÍ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.