Portada » Blog » Receta poké hawaiano

Receta poké hawaiano

Receta poké hawaiano
Receta poké hawaiano

El poké está de moda. ¿Sabes lo que es? Este plato es de origen hawaiano y la versión original es bastante distinta a las variedades que se ven por aquí.

Originalmente, el poké era un tentempié preparado por pescadores con trozos de pescado fresco aliñado. Sin embargo, las versiones que nos encontramos en los restaurantes locales son bastante diferentes. Se suele utilizar el arroz como base, aunque también se encuentran pokés con base de quinoa, kale (col rizada), etc.

Otro ingrediente que no suele faltar es el pescado, frecuentemente salmón o atún. A esto se añade una serie de guarniciones variopintas. En cuanto a la salsa que lo adereza, suele ser de influencia asiática: salsa de soja, salsa de chili dulce…

El arroz utilizado es el mismo que se usa para hacer sushi, un arroz redondo de grano corto. Este arroz se aliña con una mezcla de vinagre, azúcar y sal para darle un sabor espectacular al sushi o poké.

El poké ya preparado no es un plato precisamente barato, aunque los ingredientes básicos que contiene sí que lo son. Por eso, si te animas a prepararlo en casa, no solo te saldrá más barato, sino también podrás personalizarlo con los ingredientes que más te gusten.

La receta de poké hawaiano vegano que te propongo es mi favorita, ya que el contraste de sabores y texturas me parece irresistible, pero puedes adaptarla fácilmente a tus gustos. Como podrás ver, ¡me encanta que tenga un montón de guarniciones!

Al final de la página te dejo otras ideas para guarniciones. Puedes probar distintas combinaciones hasta encontrar tu favorita. ¡Échales un vistazo!

  • 300 g de arroz para sushi (grano corto)
  • 3 cdas vinagre de arroz
  • 2 cditas azúcar
  • 1/2 cdita sal
  • 2 zanahorias
  • 8 rabanitos
  • 1/2 pepino holandés
  • 2 aguacates
  • 2 cebolletas finas
  • 1 puñado de anacardos fritos
  • cebolla frita
  • cilantro
  • salsa de chili dulce
  • salsa de soja ponzu
  • semillas de sésamo normal y negro
  • salsa de soja dulce
  • La elaboración es bastante sencilla. La parte más compleja es la preparación del arroz. Para empezar, tenemos que hervir el arroz, pero antes de hacerlo, tenemos que lavarlo hasta que el agua esté transparente para quitarle el almidón.
  • Colocamos el arroz en una olla ancha, echamos 300 ml de agua, lo tapamos y lo cocemos a fuego fuerte hasta que empiece a hervir (2-3 min). A continuación, bajamos el fuego al mínimo y dejamos que hierva unos 10-12 minutos. Cuando haya pasado el tiempo, lo retiramos del fuego y lo dejamos reposar otros 10 minutos. Es importante no destapar la olla en ningún momento más que cuando haya terminado de reposar.
  • Mientras se cuece el arroz, vamos preparando el aliño y las guarniciones. Para preparar el aderezo para el arroz, mezclamos las 3 cucharadas de vinagre de arroz con las 2 cucharaditas de azúcar y la media cucharadita de sal hasta que se disuelvan.
  • Pelamos las zanahorias y las cortamos en tiras finitas (con una mandolina se trabaja mucho más rápido). Pelamos el pepino, lo laminamos y lo mezclamos con salsa de chili dulce. Lavamos y laminamos los rabanitos. Cortamos finamente las cebolletas. Picamos los anacardos en trozos pequeños y, por último, abrimos los aguacates y los cortamos en dados.
  • Una vez que el arroz ha reposado, lo extendemos sobre una bandeja y lo aliñamos con la mezcla de vinagre, azúcar y sal. Removemos con cuidado para no aplastar los granos. Dejamos que se temple el arroz.
  • Ha llegado el momento de emplatar el poké. En un bol colocamos arroz en la base. Añadimos por encima las guarniciones que más nos gusten. En este caso, el pepino, las zanahorias, los aguacates, los rabanitos, los anacardos, la cebolla frita y la cebolleta. Adornamos con unas hojitas de cilantro y decoramos con semillas de sésamo.
  • Aliñamos el poké con la salsa de soja ponzu (tiene un toque cítrico) y la salsa de soja dulce y ¡a disfrutar!

¿Te animas a elaborarlo? Da rienda suelta a tu imaginación y prepara tu poké con las guarniciones que más te gusten. Aquí te dejo algunas ideas:

Tofu ahumado, Edamame, Alga wakame, Verduras salteadas, Mango, Semillas de granada, Cebolla morada, Maíz, Remolacha, Rúcula, Tomates cherry, Lombarda, Espárragos, Alga nori en tiras, Nueces macadamia, Setas shiitake salteadas, Tiras o bocados de Heura®

En cuanto a las salsas, puedes optar por la de chili dulce, por la sriracha si te gusta el picante, etc. También puedes añadir un toque de aceite de sésamo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.