Saltar al contenido
Portada » Blog » 5 algas comestibles más conocidas

5 algas comestibles más conocidas

5 algas comestibles

Generalmente, todas las algas tienen propiedades positivas para la salud y, sobre todo, para los veganos. Es probable que ya hayas consumido algunas de las siguientes algas pero, ¿conoces realmente sus beneficios presentan para tu salud? A continuación te explicamos cuáles son.

Quizá sea la más conocida en esta parte del mundo al usarse para elaborar sushi del tipo maki, uramaki, temaki, etc. Sin embargo, solo ocupa el tercer puesto en cuanto a su consumo a nivel mundial. Este alga es de color rojo cuando está fresca, pero se vuelve casi negra al secarse o verde al hervirse. 

El alga nori es la más rica en proteínas de todas las algas y contiene, además,  abundantes aminoácidos, vitaminas A, grupo B y C, minerales, ácidos grasos insaturados y omega 3 y 6. También es rica en fibra y en calcio. Por todo ello, el alga nori promueve la digestión, ayuda a la vista y a disolver la grasa y protege y nutre la piel y las mucosas.

Gracias a su sabor es suave, es perfecta para sopas, arroces, pastas, ensaladas… También se puede tostar y tomar como aperitivo o añadir a cremas o purés en su versión en polvo.

Otra alga que nos encontramos frecuentemente en las cartas de restaurantes asiáticos es el alga wakame en forma de ensalada. Esta es la segunda más consumida a nivel mundial y tiene un color verde intenso y un sabor parecido al pescado.

Esta alga es muy nutritiva y tiene un contenido excepcionalmente elevado de calcio que el organismo puede absorber. Además, contiene abundantes proteínas, fósforo, yodo, hierro, magnesio y vitaminas A, grupo B y C. Es perfecta para la fase de crecimiento de los niños, para deportistas y para personas mayores.

Puedes usar el alga wakame para preparar ensaladas, sopas, guisos, etc. Combina muy bien con el arroz y otros cereales y con la verdura. También se puede usar para hacer rellenos.

Puede que no te suene de mucho, pero es el alga más consumida a nivel mundial. Gracias al ácido glutámico que contiene, es capaz de ablandar fibras de otros alimentos durante la cocción para que sean más fáciles de digerir. Por eso, se recomienda añadir un trozo de alga kombu al hervir legumbres y así evitar flatulencias.

El alga kombu tiene un contenido muy elevado de yodo y también incluye calcio, hierro y magnesio. Todos ellos benefician la musculatura, el sistema nervioso central y la tiroides. Ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre, de modo que es ideal para personas con diabetes. También ayuda a regula el peso y la tensión arterial.

Gracias a su consistencia carnosa, este alga es ideal para guisos, potajes, caldos, ensaladas… 

Esta alga tiene un bonito color rojo natural. Su nombre puede inducir a error, pues más que dulce, tiene un regusto picante.

Aparte de hierro, el alga dulse es rica en proteínas, potasio y vitaminas C y A. Por ello, es muy recomendable para personas con anemia. También ayuda a fortalecer la visión, a restablecer la flora intestinal y a prevenir el envejecimiento celular prematuro gracias a los antioxidantes que contiene.

El alga dulse es blanda y se puede comer cruda en ensaladas, al vapor, cocida en sopas y guisos, fritas o en polvo.

Aunque no se trata de un alga propiamente dicha sino de un extracto de estas, hemos querido incluirla en esta lista por sus propiedades y por ser una de las más conocidas. 

El agar agar está compuesto por nada menos que un 80 % de fibra, por lo que ayuda a regular el tránsito intestinal y resulta muy eficaz para personas estreñidas. Además, es bajo en calorías y sacia mucho, por lo que se puede utilizar en dietas de adelgazamiento. Gracias a sus propiedades, el alga agar agar puede ayudar a disolver el colesterol. También contiene proteínas vegetales, hierro, calcio, fósforo, magnesio y vitaminas del grupo A, B, C y D.

El agar agar es un gelificante vegetal que tiene un sabor neutro. Se puede adquirir en polvo o en tiras. Con esta alga se pueden preparar todo tipo de cremas, pudines, salsas, helados, mermeladas, etc. La versión en tiras se puede remojar y añadir, por ejemplo, a ensaladas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *